Por Luis Rodrigo – El Litoral

Ingresó esta semana una iniciativa que ya ha logrado reunir la firma de todos los miembros de la Cámara alta. Busca que los agentes sientan “que vale la pena ser policías, para su bienestar y el de sus seres queridos”

El modelo a seguir inicialmente es el del Hospital Churruca que atiende a miembros de la Policía Federal o el de los hospitales militares cuyos pacientes pertenecen a las fuerzas armadas o a sus grupos familiares, sin embargo la idea es avanzar aún más en otorgar beneficios a los miembros de la Policía de Santa Fe.

“Queremos que el policía sienta que vale la pena serlo”, “tenemos que cuidar a quienes nos tienen que cuidar”, dijeron en distintos tramos de un encuentro con periodistas el senador nacional Marcelo Lewadowski y el senador provincial Miguel Rabbia.

Los legisladores justicialistas hablaron sobre la letra del proyecto que el jueves 2 de junio presentó Rabbia a sus pares que tanto gustó que todos los miembros del Senado provincial han pedido agregar su firma para respaldar la iniciativa, que por su complejidad y alcance fue de derivada a comisiones.

La creación de una Casa de la Salud de la Familia Policial parte de la idea de que, además de sueldos adecuados, otros beneficios deben ir a respaldar las vocaciones de quienes visten el uniforme, e incluso promoverlas.

“Es una herramienta más para quienes gestionan el sistema de seguridad en Santa Fe”, coincidieron Rabbia que forma parte del bloque del oficialismo Lealtad en el Senado de la Legislatura y Lewandowski del Frente Nacional y Popular en esa cámara del Congreso.

El texto que ya está en comisiones dispone la creación de dos centros de salud en las dependencias de las Jefaturas de Policía de las Unidades Regionales I y II, pero el entusiasmo de los demás senadores también proviene de que se piense en más de estas reparticiones de salud exclusivas para los policías, incluso una por departamento pide la opción de máxima. En unos casos, se pide contemplar el origen de los efectivos más que su lugar de trabajo (hay una importante corriente de uniformados del norte santafesino y de la zona de la Costa) y en otros se trata de compatibilizar esas prestaciones médicas con los efectores públicos que ya existen.

El proyecto “está destinado a todos aquellos agentes activos y retirados que presten servicios en cualquiera de las dependencias de la Policía de Santa Fe y su núcleo familiar afiliado al Instituto Autárquico Provincial de Obra Social”, explicaron.

“Busca ser el puntapié inicial de una serie de políticas públicas tendientes a lograr un mayor bienestar en la familia policial, partiendo de mejorar el acceso a la salud por parte de los agentes. Las Casas de la Salud tienen por finalidad otorgar una pluralidad de servicios sanitarios básicos para los agentes y su núcleo familiar”, indicó el senador provincial por Rosario mientras que Lewandowski recordó que durante sus dos años en la banca que ahora ocupa Rabbia parte de esas aspiraciones “quedaron sin tratamiento” en Diputados. (Eran parte de los proyectos impulsado por el ex ministro de Seguridad Marcelo Sain).

Garantizar el acceso a la salud pero “de un modo específico e integral” con más especializaciones en las enfermedades laborales típicas de la fuerza, entre las que se destacan las depresiones (allí la tasa de suicidios “es mayor a la media”) redundará en “el aumento del rendimiento y calidad del servicio de seguridad brindado a la ciudadanía”, agregó Rabbia.

Detalles

El texto que está en comisiones del Senado tiene 12 artículos e identifica como fuentes de financiamiento del programa Casa de la Salud de la Familia Policial a “la asignación de recursos que fije el presupuesto general de la Provincia o leyes especiales”; a los aportes “provenientes de programas del Estado Nacional o entidades regionales, susceptibles de aplicarse a los objetivos de la presente ley”; a “donaciones, legados y subvenciones, destinados al cumplimiento de los fines de la presente ley”; y a los “aportes del Instituto Autárquico Provincial de Obra Social para cubrir la atención de sus afiliados”, es decir, los policías y sus grupos familiares.

El texto a debatir plantea que “la implementación de las disposiciones de la presente ley se hará de forma progresiva, de acuerdo a las disponibilidades económicas, pudiendo crearse nuevas Casas de la Salud de la Familia Policial en las Jefaturas de Policía de las restantes Unidades Regionales, de acuerdo a la cantidad de personal que preste servicios en la dotación y la accesibilidad a los servicios sanitarios existentes en la región”.

Por más fiscales y jueces federales

En ese sentido, Lewandowski aseguró que esta “es una herramienta más para quienes gestionan el sistema de seguridad en Santa Fe” y calificó la iniciativa como “muy importante e innovadora”. Además sostuvo que este proyecto “le da continuidad a una línea de trabajo que iniciamos hace tiempo con otras iniciativas”. Y mencionó que en el Senado de la Nación ha presentado un proyecto de ley para “fortalecer la Justicia Federal con asiento en la Provincia de Santa Fe a partir de la creación de nuevos juzgados penales de garantías, creando y transfiriendo secretarías e incorporando salas de diversas competencias en la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario. También propone crear una sala especializada en Narcotráfico en Rosario, no solo porque allí se concentra la mayor parte de la población santafesina sino porque esa jurisdicción es la más afectada por el accionar del crimen organizado”.

El senador nacional por Santa Fe dejó en claro que su proyecto no contradice ni se opone al presentado por otros legisladores santafesinos pero consideró que el suyo puede hacerse efectivo en el corto plazo. “Los otros proyectos son más amplios y demandan más debate. Los santafesinos no podemos dilatar la adaptación de la estructura de la justicia federal que ya tiene 40 años. Pedimos atender las urgencias que tiene específicamente Santa Fe”, dijo.

“Entendemos que este texto sintetiza las reformas que pueden abordarse mediante con consenso y a corto plazo”, sostuvo.

El legislador nacional también recordó la iniciativa que presentara en la Legislatura provincial, que lamentablemente no logró avanzar en la Cámara de Diputados de la Legislatura santafesina, para la creación del Laboratorio Provincial de Caracterización de Estupefacientes, bajo la órbita del Ministerio de Seguridad.

Tener esa información química “puede ser un aporte para el trabajo de inteligencia que realizan la Policía y la Justicia en la provincia y que tenía como función principal la identificación de los precursores y materias primas utilizadas para la fabricación de estupefacientes y la identificación de las sustancias adulterantes presentes en las muestras bajo estudio”.

“Cada uno debe aportar desde el rol y el lugar que ocupa. Nuestro trabajo es legislar y crear las leyes para brindar todas las herramientas posibles”, afirmó el legislador, y consideró: “Hoy lo que nosotros necesitamos es un plan de acción, un plan coordinado entre las fuerzas nacionales, las fuerzas provinciales y la justicias provincial y federal. Una coordinación y actuar en los lugares donde hay que accionar; más que el número de efectivos me preocupa que haya un plan coordinado”.